Que tipos de láser para eliminar el vello

Para los que empezáis a interesaros por la depilación láser,  se explican las principales características a grandes rasgos de los dispositivos más comunes de que se utilizan actualmente para eliminar el vello.

LASER ALEJANDRITA: El largo pulso del láser Alejandrita logra una profunda penetración en la piel, donde se encuentran los folículos pilosos. La acumulación del calor en el pelo hace que se desactiven los folículos en fase de crecimiento activo.

LASER DIODO: El láser de Diodo es un dispositivo muy eficaz que contiene diodos semiconductores que se organizan conjuntamente para producir luz. El Láser de Diodo tiene una longitud de onda más larga que otros láseres utilizados para eliminar el vello indeseado. Por ello, puede resultar ideal cuando se deben tratar pieles oscuras.

LUZ PULSADA: En ocasiones, la luz pulsada intensa es un dispositivo que tiene unas funciones similares a los láseres. Cuando se utiliza el proceso de fotodepilación, este dispositivo ofrece un amplio espectro de luz con la que se puede tratar gran variedades de pelo y colores de piel.

ND: YAG: Este láser incluye dos diferentes longitudes de onda de luz. Una de ellas es la luz infrarroja invisible, que se utiliza cuando se debe realizar una penetración profunda; es decir, cuando hay que profundizar en el folículo piloso.

La otra longitud de onda proyecta una luz verde y se utiliza para el tratamiento de los folículos pilosos que se encuentran más cerca de la superficie. De todas formas, en ambos casos, el ND: YAG emite ráfagas de luz láser en los tratamientos.

LASER RUBI: Este tipo de láser emite un rayo de color rojo que busca la melanina en el interior del pelo y la destruye.

En los últimos tiempos, la avanzada tecnología del láser está cambiando continuamente, apareciendo cada cierto tiempo otros tipos de láser y consolas más sofisticadas, que van cambiando y perfeccionando a la vez el mundo de la depilación con láser, lo que abre el abanico de posibilidades para cualquier tipo de piel y de vello.

Supone riesgo la depilación láser

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha advertido del riesgo que puede llegar a suponer la depilación por láser si no se realiza bajo supervisión médica.

«A pesar de que los propios fabricantes de los aparatos de láser destacan la conveniencia de que estos sean controlados por médicos, muchos de ellos están en manos de esteticistas», señala la portavoz de la Junta Directiva de esta sociedad, la doctora Paloma Tejero. En su opinión, debe ser el médico quien lleve a cabo este tipo de depilación, «porque es quien mejor puede valorar los riesgos de cada paciente y controlar la situación en el caso de que surja alguna complicación».

Se debe realizar una historia clínica del paciente que se quiere depilar y realizar un disparo de prueba para comprobar que no existe ninguna contraindicación.

Cuando un centro compra un equipo láser para depilar, también puede elegir entre una amplía gama de aparatología más económica o invertir en tecnología.

Un equipo de depilación láser puede costar desde unos 5.000 euros, un equipo básico para un centro estéticos, o un equipo más efectivo y de Alta tecnología para clínicas médicas como un Láser Diodo o Alejandrita de última generación que puede rondar los 80.000 euros. Resulta evidente pensar que un láser u otro no pueden depilar igual.

Tanto los equipos médicos como estéticos necesitan de un mantenimiento mensual, para que puedan realizar la depilación efectiva, un técnico debe pasar periódicamente a ajustarlos, cambiar filtros, lámparas estas últimas tienen un límite de disparos efectivos, todo esto conlleva un coste mensual que se aplica en el precio de los tratamientos. Si este mantenimiento no se realiza la depilación láser no será definitiva.

Muchos centros estéticos invierten en láseres de segunda mano económicos y sin ningún mantenimiento por lo que no se obtienene resultados de eliminación de vello.

Por eso cuando se ofrecen sesiones de depilación láser a precios nimios …. conviene dudar. Ya sabemos de sobre que en estos tiempos Nadie regala nada. Y no olvidemos que estamos jugando con nuestra salud.

Ránking del dolor en depilación láser

La escala del dolor en la depilación láser La depilación láser es un tratamiento que al realizarse sobre la piel produce cierto dolor como te dieran con una goma elástica pero actualmente como se aplica con un sistema de refrigeración de chorro de aire frio que enfría la piel un poco antes del disparo láser y que se amortigua esta sensación de dolor.

También se puede aplicar en zonas mas sensibles crema tópica anestésica

No obstante la sensación de dolor de otros métodos de depilación tradicional es mayor como puede ser la cera, o maquinilla eléctrica y con resultados temporales que no llegan a un mes en la mayoría de los casos.

Los jóvenes también prefieren la depilación láser

Múltiples técnicas de depilación llevan siglos prometiendo acabar con el vello inoportuno de forma duradera. Pero no ha sido hasta la llegada del láser cuando podemos hablar verdaderamente de una depilación permanente o casi definitiva. La fotodepilación o la depilación con láser ha supuesto una revolución para mujeres, hombres y cada vez más jóvenes, que pasan de los antiguos métodos de sus abuelas y se decantan por este nuevo tipo de depilación, segura y eficaz.

Hasta los propios centros de depilación tradicional reconocen que los jóvenes también prefieren la depilación láser. El mercado está cambiando y cada vez menos mujeres están dispuestas a padecer los tirones de la cera o los inconvenientes de otros antiguos métodos de depilación, conocidos por madres y abuelas por experiencia propia. Y es que por eso mismo, muchos jóvenes nunca conocerán estos tipos de depilación y se realizarán directamente un tratamiento con láser.

La depilación láser casera puede salir cara

Puede parecer muy cómodo y barato recurrir a la depilación láser doméstica, pero las consecuencias pueden repercutir directamente en la salud del paciente. Antes de someterse a esta práctica, es esencial el diagnóstico médico y a la hora de usar un aparato láser son necesarias las manos de un técnico experto. No estamos hablando de un juguete y si uno no es consciente, la depilación láser casera puede salir cara.

En los supermercados las ofertas anuncian de cara al verano sistemas de depilación láser caseros, que prometen poder despedirse del pelo y lucir una piel suave para siempre y, además, ahorrando dinero. Pero la realidad es otra. Ni es una técnica definitiva, ni efectiva y mucho menos segura. Los resultados ‘tan maravillosos’ en un principio, al final pueden darse la vuelta.