La depilación láser casera puede salir cara

La depilación láser casera puede salir cara 5.00/5 (100.00%) 1 voto

Puede parecer muy cómodo y barato recurrir a la depilación láser doméstica, pero las consecuencias pueden repercutir directamente en la salud del paciente. Antes de someterse a esta práctica, es esencial el diagnóstico médico y a la hora de usar un aparato láser son necesarias las manos de un técnico experto. No estamos hablando de un juguete y si uno no es consciente, la depilación láser casera puede salir cara.

En los supermercados las ofertas anuncian de cara al verano sistemas de depilación láser caseros, que prometen poder despedirse del pelo y lucir una piel suave para siempre y, además, ahorrando dinero. Pero la realidad es otra. Ni es una técnica definitiva, ni efectiva y mucho menos segura. Los resultados ‘tan maravillosos’ en un principio, al final pueden darse la vuelta.

Láser doméstico poco fiable, ineficaz e inseguro

Otros métodos depilatorios, si se emplean de manera adecuada, pueden ser fáciles y se pueden usar en la comodidad del hogar. Pero el caso del láser es diferente. Es una radiación de luz de alta potencia que hay que usar con cuidado y experiencia. Y aunque la tecnología haya avanzado mucho los últimos años, los aparatos que venden para casa todavía no son lo suficiente fiables ni capaces de proporcionar los mismos resultados que los profesionales como sus anuncios publicitan.

Al igual que los numerosos centros de belleza, con personal no cualificado ni sanitario, que intentan captar a la gente por el bolsillo, a la larga la depilación láser casera puede salir cara. Merece la pena pagar un poco más y acudir a un centro médico estético especializado y, de esta manera, si que se ahorrará en riesgos innecesarios y se conseguirán unos resultados plenos, eliminando el vello de forma permanente y segura.

Diagnóstico médico esencial

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) advierte que es de extrema importancia, previamente a iniciar un tratamiento de depilación láser y durante el mismo, que un médico estético haga un diagnóstico al paciente, ya que asegura una calidad final garantizada y previene de riesgos en su salud, derivados de un uso inadecuado que pueden causar quemaduras o melanomas (cáncer de piel).

La SEME aconseja y defiende que los equipos láser tienen que ser tratados por técnicos en depilación debidamente formados, en centros autorizados que posean su correspondiente seguro de responsabilidad civil.

Aparte, los sistemas de depilación láser caseros son estándar para todo el mundo, cuando los expertos son los encargados de realizar un análisis al paciente y según el tipo de piel y vello que se tenga, aplicar un tratamiento u otro, ya sea Alejandrita, Diodo, etc…

Por lo que un láser único en casa no se puede emplear a cualquier persona, ya que de nuevo acarrearía problemas, además de poder resultar completamente inefectivo. Y en vez de ahorrar dinero, la depilación casera puede salir cara.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked