Depilación Láser en las piernas

La primera pregunta que surge cuando nos planteamos realizarnos un tratamiento de depilación láser en las piernas es si nos compensará aplicarlo en medias piernas, sólo de la rodilla para abajo, que es donde normalmente se tiene más cantidad de vello, o en piernas completas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es si tenemos por costumbre depilarnos con métodos tradicionales desde el tobillo hasta la ingle, o si, por el contrario, normalmente sólo nos eliminamos el pelo de la mitad de la pierna y en momentos o temporadas puntuales nos depilamos las piernas completas.

El color de la piel en la depilación láser

Diferentes resultados según la raza 

La depilación láser no es igual de efectiva en todas las personas. Algunas necesitan una sesión de refuerzo anual durante toda su vida, otras pierden casi todo el vello en pocas sesiones y prácticamente no vuelven a producir vello, y otras tardan más en conseguir eliminar todo el pelo.

Uno de los factores que más influyen en esta variación es la raza.

Evidentemente, dentro de una misma raza hay mucha diferencia. Por ejemplo, no tiene nada que ver el resultado que conseguirá una mujer con el vello fuerte y oscuro con el que conseguiría alguien que tiene poco más que pelusilla, aunque ambas sean caucásicas.

Los aparatos láser que se utilizan en la fotodepilación también caducan

¿Sabías que las máquinas que se utilizan en los tratamientos de fotodepilación tienen una duración limitada? Con el tiempo, las lámparas láser o la luz pulsada de los aparatos pierden intensidad, y es necesario renovarlas para conseguir buenos resultados con la depilación.

Los aparatos láser tienen un número limitado de disparos eficaces. Cuando se pasa ese límite es necesario renovar la máquina para que los disparos sigan siendo efectivos. Por otra parte, los aparatos también pierden potencia con el tiempo, por eso siempre resultará más eficaz una máquina de última generación.

Cronología de la luz láser desde su creación

Charles Townes crea un aparato de Amplificación de Microondas por Emisión Estimulada de Radiación. El siguiente paso sería conseguir lo mismo, pero con luz visible.

1957. Invención de la luz visible
Townes y Schallow idean la creación de un amplificador de radiación de los rangos visible e infrarrojo del espectro. Bell Labs patenta la idea.

1959. El término láser
El primero en mencionar el Amplificador de Luz por Emisión Estimulada de Radiación o Láser será G. Gould y no Townes. Se inicia una guerra de patentes que durará 30 años.