Centros de depilación: elegir el correcto tras el verano

Una vez terminada la temporada estival, volvemos a nuestra vida normal, tenemos más tiempo, notamos los excesos de las vacaciones… y volvemos a preocuparnos por el aspecto físico. Las peluquerías y centros de estética se llenan de personas que quieren un tratamiento para el pelo seco, las manchas en la piel, los pies agrietados, etc. Y por supuesto, volvemos a plantearnos la depilación láser.

Un error muy común al elegir los centros de depilación láser es decidirse por aquél en el que nos dicen lo que queremos oír. Y es que, generalmente, lo que queremos cuando nos hemos decidido a comenzar un tratamiento es que nos digan que podemos empezar inmediatamente sin problemas. Si en uno nos hacen esperar unos meses y en otro nos dan cita para el día siguiente, lo habitual es que nos decantemos por este último. Pero esto es un error, y muy grave, porque estamos poniendo en juego nuestra salud. 

Cómo saber qué centro es de fiar

Tras el verano, la piel está bronceada, incluso en las personas que no tienen facilidad para ponerse demasiado morenas. Y ese bronceado es un peligro y una contraindicación absoluta a la hora de realizarse la depilación láser. Por eso, en los centros de depilación serios siempre nos aconsejarán esperar a que la piel recupere su color.

No debemos fiarnos de los centros de depilación que, tras una ojeada al color de nuestros brazos y rostro, nos digan que como no estamos demasiado morenos podemos empezar cuando queramos.Un centro médico especializado siempre nos hará pasar por las manos expertas de un profesional de la medicina, que será el que decida el tiempo que es prudente esperar antes de empezar con la depilación láser.

Las consecuencias de elegir mal

Hacerse la depilación permanente estando moreno puede traer consecuencias que nos afectarían de por vida, como manchas en la piel y quemaduras. No merece la pena arriesgarse a algo así por la prisa de realizarse un tratamiento. Y desde luego, no merece la pena hacérselo en ningún sitio en el que no lo tengan en cuenta, y en lugar de velar por nuestra salud y bienestar se preocupen más de conseguir un cliente más, sin avisarle de los peligros que corre.

Lo ideal es acudir a un centro de confianza, que nos garantice la atención personalizada de un médico antes, durante y tras el tratamiento. De esta forma sabremos que no estamos jugando con lo más importante que tenemos, que es nuestra salud. Y si hay que esperar unos meses, se espera! El resultado va a ser para toda la vida, así que tendremos mucho tiempo para disfrutarlo!

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked