¿Cómo funcionan los equipos láser?

Te ha gustado

Los equipos láser están formados de una cavidad, que suele tener forma de cilindro, que contiene la sustancia láser, una fuente de energía, que suele ser una lámpara de flash, algún refrigerante, un modulador para controlar la intensidad del rayo emitido y una serie de espejos que reflejan el haz de luz y lo modulan.

Uno de los espejos suele ser completamente reflectante, para actuar sobre la longitud de onda del láser, y el otro es parcialmente transmisor. Una vez que se ha formado la luz láser, parte de la misma sale de la cavidad en forma de rayo láser, a través del espejo parcialmente transmisor.

Normalmente se utilizan fibroscopios para conducir la luz y dirigirla al tejido de interés. La mayoría de los láseres quirúrgicos, invisibles al ojo humano, suelen incorporar además un haz de luz visible a modo de guía.

A diferencia de otros tipos de luz, la luz láser procedente de una misma sustancia activa se transmite en una sola frecuencia, o a través de una longitud de onda única. Esta luz es monocromática y va en una misma dirección, en un haz paralelo y estrecho. .

Estas dos características se denominan coherencia espacial y coherencia temporal. Es lo que permite que la luz láser pueda ser absorbida por determinados componentes tisulares y que pueda concentrarse y enfocarse por lentes y fibras convencionales. La luz normal, por el contrario, está formada por múltiples longitudes de onda dispuestas al azar.

La luz láser ocupa la mayor parte del espectro electromagnético, normalmente cerca de la parte visible. Su posición concreta depende de su longitud de onda, que es el principal parámetro que delimita la tasa de absorción de la luz por los tejidos. Luces con una longitud de onda entre 400 y 750 nanómetros se sitúan en el rango visible del espectro.

Las que están entre los 10 y los 400 nanómetros constituyen el espectro ultravioleta, y que las ondas de 750 a 106 nanómetros forman el espectro infrarrojo. Los láseres comúnmente utilizados en cirugía ocupan desde el rango ultravioleta, con 193 nanómetros, al infrarrojo, con 10.640 nanómetros.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked