¿Cómo se mantienen correctamente los aparatos de depilación láser?

Los aparatos de depilación láser son herramientas delicadas que requieren una correcta manipulación para evitar posibles averías y mal funcionamiento.

Existen diferentes tipos de láser y cada uno de ellos requiere cuidados especiales.

Luz pulsada intensa (IPL). La unidad central contiene la fuente de alimentación y el sistema refrigerante. Es necesario proveer de agua el sistema refrigerante para evitar daños en el equipo. Las piezas de mano deben limpiarse intensivamente después de cada uso, ya que el gel que se aplica se seca y provoca opacidad que disminuye la eficacia del tratamiento.

Todos los aparatos láser deben calibrarse diariamente, para asegurar que la energía administrada es la que realmente marca el aparato. La falta de calibración puede llevar a tratamientos ineficaces o a quemaduras.

– Láser Alejandrita toda la maquinaria que produce este láser: lámpara, cristal, obturador, etc. se encuentra dentro de la unidad central. Transmite la luz por una fibra óptica hasta el extremo que se aplica sobre la piel del paciente. Estos láseres requieren una temperatura de sala estable y baja, nunca más elevada de los 23º. Ante subidas de temperatura y una utilización prolongada, el sistema de seguridad que incorporan estos dispositivos puede hacer que se pare el láser.

El láser alejandrita tiene lentes, separadores y otras piezas que deben cambiarse durante la sesión si alcanzan una determinada temperatura, y dejar enfriar para volver a utilizar de nuevo. La fibra óptica es extremadamente frágil y se puede romper ante un movimiento brusco.

– Láser de Diodo: sólo requiere una limpieza exhaustiva después de cada uso. Es necesario calibrar el láser antes de cada tratamiento, como en todos los demás sistemas.

Es muy importante contar con un contrato de mantenimiento con el fabricante, que nos asegure una serie de revisiones periódicas y la utilización de piezas de recambio homologadas. Escatimar en este tipo de gastos puede provocar averías más costosas y posibles daños en los pacientes.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked