Depilación láser Barcelona, los días y las horas previas

En cuanto uno ha tomado la decisión de hacerse un tratamiento de depilación láser y ya ha tomado las medidas necesarias y cuidados recomendados por los expertos, sólo quedan unos pequeños detalles cuando falta poco tiempo para la sesión, pero esenciales para obtener unos buenos resultados y acabar con el vello indeseado.

Tienes una gran oferta de clínicas médicas donde acudir, si vives en Madrid, Barcelona o Sevilla más todavía.

Si vives en la ciudad condal disfruta y aprovéchate de los beneficios que aporta, la depilación láser Barcelona puedes realizarla en varios centros médicos, te recomendamos por ejemplo Corporación Capilar que podrás encontrar en Paseo de Gracia 44.

Barcelona es una ciudad que ofrece servicios de todo tipo, además la gente es muy estilosa y les gusta cuidarse, con la playa cerquita quien no vive en Barcelona y no va depilado!!

El paso a tener en cuenta es muy sencillo. Pero a su vez imprescindible, puesto que si lo obviamos, el tratamiento de depilación láser puede resultar completamente ineficaz. Algo que nadie quiere, ¿no?. Pues bien, se trata simplemente de evitar arrancar el vello de raíz de la zona en la que se desea aplicar el láser, aunque sí es recomendable afeitarse con cualquier otro método, y siempre antes de acudir a cada sesión de depilación.

La razón se debe al modo de funcionamiento de la técnica láser. El objetivo del aparato es llegar al pigmento oscuro del pelo o melanina. El problema de depilar el vello de raíz es que se interrumpe el crecimiento natural del pelo, cuando existe más melanina, y el láser no alcanza el folículo del vello. Y, por el contrario, si se deja el pelo crecido, fuera de la superficie de la piel, la luz del láser se dirige a éste en lugar de atacar al folículo y, por tanto, su energía es desperdiciada.

Por todo ello, los especialistas recomiendan que un mes o mes y medio antes del tratamiento no se emplee ningún método depilatorio que arranque el vello de raíz, como la cera, las pinzas o la maquinilla. Pero, en cambio, que un par de días antes se rasure el área a depilar, con una cuchilla o una maquinilla de hombre por ejemplo, y así no dejar ningún pelo que atraiga el láser. E incluso también se puede afeitar entre sesión y sesión, sobre todo para aquellos que les resulte incómodo aguantar con el vello un poco largo.

Esta cuestión siempre va a ser especificada por un médico estético de depilación láser si se hace el tratamiento en buen centro especializado. En cuanto al rasurado no de raíz, si el paciente no lo realiza de forma particular antes de acudir a la sesión, es el propio técnico quien afeita la zona del vello que se quiere eliminar, justo previamente a colocar las gafas especiales para la protección ocular y empezar a pulsar el dispositivo láser.

Siendo consciente de esta información y siguiendo este consejo de los expertos, el tratamiento láser resulta muy eficaz y se acaba con el vello más rápidamente, en un número menor de sesiones, y de forma permanente.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked