Es fiable realizar la depilación en casa

Te ha gustado

Hace ya muchos años que se venden aparatos caseros que prometen acabar definitivamente con el vello corporal.

Al principio estaban basados en la depilación eléctrica: con forma de pinzas conectadas a un pequeño aparato, con las que había que agarrar el pelo uno a uno y mantenerlo unos segundos apretado, mientras la corriente lo atravesaba, llegaba al folículo piloso y supuestamente lo quemaba y terminaba con él para siempre.

Pero además de su dudosa eficacia, era prácticamente imposible realizar la depilación de una zona completa, aunque fuera una parte pequeña como las inglés o las axilas.

Había que hacer el tratamiento pelo por pelo, y cada uno de ellos requería mantenerlo pinzado entre 15 y 20 segundos. En las piernas por su extensión, y en inglés y axilas por lo incómodo de la postura, al final muchos de estos aparatos terminaban olvidados en un armario, sin comprobar si realmente funcionaban o no.

Ahora se ha dado un poco más, y existen máquinas que prometen una depilación definitiva sin moverse de casa, por un precio que puede oscilar entre los 150 y los 600 euros. Las más baratas depilan un pelo por cada pulsación de luz, y según va subiendo el precio, aumentan a 20, 60 y hasta 100 vellos por cada disparo.

En infinidad de páginas de Internet se ofrecen como la solución ideal, barata, efectiva y cómoda. Pero cuidado, no es oro todo lo que reluce.

Si realmente esto fuera así, cabe suponer que este tipo de aparatos, que valen poco más que una buena depiladora eléctrica normal, de las que arrancan el vello, se habrían popularizado de tal forma que estas últimas habrían desaparecido. Todos tendríamos una depiladora láser en casa y nadie tendría vello en el cuerpo. Pero claro, no es así.

La depilación láser eficaz se realiza en centros médicos por que es un tratamiento médico.

El tratamiento con láser está prácticamente exento de riesgos, pero como no nos cansamos de insistir:

  • Debe ser siempre supervisado por un médico.
  • Cada zona, cada tipo de piel, de vello y cada uno según su fototipo puede necesitar un láser diferente.

Por eso, lo que para algunos funciona a otros puede no hacerles nada.

Sólo en una clínica con asesoramiento médico, donde un profesional cualificado aconseje sobre qué tipo de láser utilizar y cómo hacerlo, conseguiremos obtener los resultados que busquemos.
Intentar hacerlo solos en casa no sólo nos puede llevar a perder el dinero invertido en el aparato, sino que puede que no cumpla con todos los requisitos necesarios para cuidar nuestra salud.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked