Los únicos láseres de depilación efectivos

Porque los únicos láseres de depilación efectivos que eliminan el vello definitivamente de una forma segura y permanente son los láseres médico.

¿Dejarías que te operase de apendicitis un fisioterapeuta? Con la depilación láser ocurre lo mismo.

El médico especialista es imprescindible a la hora de realizarse un tratamiento de depilación láser.

Pero el vacío legal en el sector pone en peligro la salud de los ciudadanos. Y multitud de centros cuentan con personal sin experiencia que maneja láseres no autorizados u obsoletos. A la vez que los supermercados ponen en venta aparatos caseros ineficaces e inseguros.

Detrás de las gangas en depilación láser sólo hay unos resultados nulos y diversos riesgos para la piel.

Un tipo de láser para cada tipo de piel

Existe una diversa aparatología de depilación médica para cada fototipo de vello y piel y según el área que se vaya a tratar, los únicos probados y científicamente demostrados su eficacia por los expertos:

El láser Diodo tiene una longitud de onda más larga y permite incidir más en el vello de aquellos que tienen la piel más clara (tipos I-IV).

En estos casos, también se emplea el Rubí, pero es un método láser más antiguo y en detrimento.

El láser de Alejandrita es el más común y preferido por los profesionales, perfecto hasta el fototipo IV, con pelo castaño y piel clara.

Mientras que los tonos más oscuros y la piel negra son difíciles de tratar y necesitan del Nd:YAG.

La fotodepilación o Luz Pulsada Intensa se recomienda para los pacientes que tienen la piel oscura pero el pelo fino y claro. No emplea el láser pero sí un rayo de luz con la misma función. Puede ser combinado con algún tratamiento de depilación láser para mayor efectividad.

¿Por qué tanta diferencia de precios en depilación láser?

El precio de los equipos va desde los 3.000€ a los 80.000€.

Solo el mantenimiento de un equipo médico testado supera anualmente los 15.000€ teniendo en cuenta consumibles y que solo el cabezal si se estropea fuera de garantía cuesta 20.000€. Es decir, más del doble de la facturación media mensual de una franquicia (7.000€).

Si a ésto le unimos el salario de los médicos con experiencia podemos entender la diferencia de precios. El paciente es quien decide si quiere los únicos láseres de depilación efectivos, que logren resultados eficaces y permanentes, en manos de médicos cualificados y bajo una seguridad garantizada. O, por el contrario, prefiere pagar menos arriesgando la salud y encima sin garantías de éxito.

Las franquicias sólo venden precios bajos. Pero, ¿qué hay de la seguridad? Existen miles de demandas de gente con la piel quemada que luego necesita acudir a las clínicas médicas a hacerse el tratamiento de nuevo por falta de resultados y problemas en la piel provocados por los láseres con precios ‘ganga’, perdiendo tiempo, dinero y salud. Que no engañen con sesiones al mes. Hay que firmar siempre un contrato que garantice la calidad y la seguridad de los resultados del tratamiento de depilación láser

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked