Para cada mujer, un tipo de depilación láser

El próximo 8 de marzo se celebra el Día de la Mujer. La inmensa mayoría afirma que se encuentra incómoda con su vello en ciertas zonas de su cuerpo y cada vez son más las que les gustaría dar el paso hacia la depilación definitiva y permanente. Pero la pregunta vital que se deben hacer es ¿qué tipo de depilación láser necesito según mi tipo de piel y de pelo? Hay tantas clases, como mujeres diferentes existen. El especialista de un centro médico será el encargado de responder y recomendar el tratamiento más apropiado para cada una de ellas.

Actualmente, los métodos de depilación láser mejoran de manera exitosa día a día. El láser Alejandrita, el Diodo y la fotodepilación por Luz Pulsada Intensa son los más recomendados por los profesionales del sector.

Todos ellos están diseñados para penetrar en la piel y calentar el folículo del pelo sin perjudicar el tejido que le rodea. De este modo, el técnico activa y presiona el dispositivo sobre la piel, la luz penetra y produce un calor que absorbe el pigmento oscuro del pelo. Este calor daña el folículo e inhibe el futuro crecimiento del pelo dentro del mismo.

Por ello, en función de la piel y el pelo que tenga cada paciente, el especialista en depilación láser le aplicará un tratamiento u otro e incluso, en algunos casos, combinados. En el centro médico profesional le deberán realizar un análisis previo del tipo de piel, basado generalmente por la clasificación de los fototipos de Fitzpatrick, que van del nivel I al VI, es decir, del tipo de piel más foto-sensible a la luz solar (equivalente al láser) al más insensible, de las personas con piel y pelo más claro a las de características más oscuras, respectivamente. Así, el tipo medio y mixto, con piel blanca y pelo castaño o negro y grueso, sería el ‘ideal’, ya que el láser atravesaría la piel más fácilmente y, a su vez, este tipo de vello atraería mejor la luz, actuando más eficazmente en definitiva.

En cualquier caso, si su combinación no es exactamente ésta, existe como ya se ha mencionado una diversa aparatología para cada fototipo y área a tratar. El láser Diodo tiene una longitud de onda más larga y permite incidir más en el vello de aquellos que tienen la piel más clara (tipos I-IV). En estos casos, también se emplea el Rubí, pero es un método láser más antiguo y en detrimento. El Alejandrita es el más común y es perfecto hasta el fototipo IV. Mientras que los tonos más oscuros y la piel negra son difíciles de tratar y necesitan del Nd:YAG. La fotodepilación se recomienda para los pacientes que tienen la piel oscura pero el pelo fino y claro.

Si el centro y el técnico en depilación láser informan y aplican el tratamiento más adecuado y eficaz a la piel y vello de cada uno, no habrá ningún problema y el éxito está asegurado.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked