¿Por qué la depilación masculina es más complicada?

Te ha gustado

La depilación masculina es más complicada debido a que el vello de los hombres es más profundo que el de las mujeres. También influye el grosor de la dermis y una mayor densidad de folículos pilosos, que dan lugar a un crecimiento del pelo más abundante.

Existen zonas en el cuerpo del hombre con vello grueso y oscuro, como el abdomen, la espalda y el tórax. Otras zonas tienen la piel plegada, lo que dificulta enormemente la tarea de depilación.

Estas zonas son el cuello, los codos, el escroto, los dedos de los pies, etc. En estas áreas es imprescindible estirar la piel para evitar disparar dos veces en el mismo lugar.

Se dan otras partes de difícil acceso, como son las orejas y la nariz. Estas zonas son deformables, ya que su estructura es cartilaginosa. Y por otra parte se encuentran las zonas delicadas, donde hay que medir al milímetro las frecuencias de láser utilizadas, para evitar lesiones. Son la barba, las cejas, el entrecejo, el borde inferior de la barba y los pómulos.

También se encuentran las zonas de depilación láser dolorosas, para las que se recomienda utilizar anestesia tópica antes de la sesión. Son la barbilla, la zona peribucal y los costados. El resto de áreas tienen un protocolo de depilación más similar al de las mujeres.

En el tratamiento de depilación masculino las sesiones de mantenimiento son inevitables. Suelen llevarse a cabo cada 6 meses a 1 año. Son sesiones más relajadas, ya que la cantidad de vello se ha reducido considerablemente.

Deja un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked